Nuestras rutinas han cambiado de modo drástico, prácticamente de un día para otro; la falta de actividad física, la modificación en la dieta y las extensas jornadas de trabajo frente a dispositivos electrónicos, sin olvidar el factor estrés, indudablemente le están pasando una factura costosa a nuestra piel. Pero, ¿Cuál es el efecto de estos cambios y qué podemos hacer al respecto?

Estrés: Cuando nuestros niveles de alerta se incrementan por culpa de constantes estados de tensión, se produce un aumento en la producción de la hormona cortisol, causando inflamación y exceso de grasa en la piel. Esto claramente se evidencia en la aparición de brillos y brotes inesperados.

 ¿Qué hacer? Ante la presencia de acné pensamos que la mejor solución es armarnos de más productos para combatirlos; sin embargo, expertos concuerdan que el exceso de productos también hace parte del problema. En este caso, lo mejor será continuar de manera consistente con tus hábitos de limpieza, hidratación y protección, evitando a toda costa, prácticas dañinas como molestar o exprimir cualquier brote visible en la piel. Asimismo, en estados de máximo estrés recuerda tener paciencia y siempre buscar tu punto medio; además, asegúrate de hacer los cambios necesarios para optimizar tanto tus tiempos de trabajo como de descanso.

Adiós rutina: Tu rutina definitivamente no es la misma de antes, por lo que ahora lo único que debes hacer es adecuar una nueva; ya sea que trates de comer a la misma hora de siempre o salgas a caminar cuando antes ibas de compras puede lograr estructurar tus días y hacer una gran diferencia en tu nueva rutina.

¿Qué hacer? Olvídate de hábitos nocivos como permanecer más tiempo en tu pijama y dejar para después tu rutina de limpieza facial. En este caso, es necesario poner a prueba tu fuerza de voluntad y mantenerte consistente con tus hábitos de higiene. Levantarse temprano, limpiar el rostro, seguir con el régimen de belleza habitual y atreverse a usar aquellos atuendos que tanto amas, son prácticas sanas, que seguramente te permitirán vivir momentos “más normales” sin sentir que los días están todos juntos sin principio ni fin.

 

Extrañando el sol: Aunque siempre hablamos de la importancia de estar protegidos frente a la radiación solar, pasar un tiempo al aire libre es saludable para tu piel siempre y cuando tomes las medidas de protección adecuadas. Recuerda que a través del sol sintetizamos la vitamina D, un nutriente clave, que juega un papel importante en el sistema nervioso, muscular e inmunitario.

¿Qué hacer? Si lo puedes hacer, caminar cerca de tu casa o visitar un parque por tan solo unos minutos, te ayudará a mitigar los estados de estrés y por consiguiente a combatir sus efectos en la piel. Si prefieres hacerlo desde casa, asegúrate de considerar la seguridad de cualquier suplemento que tenga esta vitamina, mediante la asesoría médica; recuerda también que a través de la dieta puedes obtenerla con alimentos como el salmón, las yemas de huevo y los champiñones.

 

Relájate: Sabemos que tener un ambiente de completo descanso y relajación no resulta nada fácil especialmente cuando las labores de la casa, el trabajo y en caso de tener niños, se reúnen en un mismo espacio. Sin embargo, la clave está en ser muy organizado con nuestros tiempos, compartir labores con quien estén a nuestro lado y respetar cada espacio de actividad o descanso.

¿Qué hacer? Haz un cronograma en donde permitas ciertos espacios para ejercitarte; esto puede ayudarte a oxigenar tu piel y levantar el estado de ánimo. Asimismo, adecúa un lugar para hacerte un mini spa en donde incorpores una mascarilla facial relajante, la cual además de ofrecerte todos sus beneficios puede ayudarte de manera terapéutica a sentir que estás tomándote el tiempo para tus cuidados; asimismo, extiende esta práctica y efectúa un masaje en toda tu piel; este puede ayudarte con la circulación cutánea y la eliminación de toxinas.

Comentarios (0)

Producto agregado a tus favoritos
Producto agregado al comparador de productos

Utilizamos cookies. Si continuas navegando

consideramos que aceptas su uso