Soñar con una piel radiante, bella y joven por más tiempo no es una tarea ardua, solo es necesario ser consistente con las rutinas y elegir los productos más adecuados para tu piel; sin embargo, con el constante bombardeo de cremas, limpiadores, sueros, tónicos y miles de consejos disponibles en Internet, no es fácil definir lo que más le resulta conveniente a tu piel. Por esta razón queremos compartirte los consejos de expertos dermatólogos, que van más allá de consumir bastante agua, desmaquillar el rostro diariamente y dormir bien. ¡Léelos atentamente y si aún los desconoces no dudes en incorporarlos inmediatamente en tu rutina de belleza!

1.   Nunca salen sin su protector solar: ¡Ellos lo saben! El fotoprotector resulta ser la primera línea de protección para su piel y la mejor crema antiedad; este es el producto por excelencia que te mantendrá alejada del envejecimiento prematuro por más tiempo (manchas, arrugas y flacidez). Escoge uno adecuado según las características de tu piel y si lo prefieres opta por las nuevas propuestas dermatológicas para la protección solar, que te brindan a la vez un acabado natural gracias a su toque de color. 

 

2.    Siempre Optan por Productos Multitask: Los productos que trabajan doble resultan ser una excelente alternativa especialmente cuando los horarios de trabajo y la rutina diaria se tornan extenuante. En este caso, por ejemplo, si optas por cremas que combaten las ojeras, procura que sus bondades se extiendan aún más, mediante propiedades hidratantes, nutritivas, antiinflamatorias, ¿y porque no?, con alguna acción antioxidante, gracias al poder de las vitaminas.

 

3.    Las vitaminas en la piel no faltan en su rutina: Existe más de una manera de ofrecerle vitaminas a la piel: esto es a través de una dieta sana y por medio del uso de antioxidantes tópicos, mediante sueros o ampollas que pueden contener altas concentraciones de nutrientes; este tipo de productos pueden ayudar a reparar el fotodaño acumulado año tras año; recuerda que lo ideal es emplear este tipo de productos después de la limpieza para potencializar una óptima entrega de activos en la piel.

 

4. Hidrata día y noche: Asegúrate de encontrar la hidratante que trabaje mejor en tu piel; en este caso, no olvides que la mejor manera de hacerlo es en la mañana, inmediatamente después del baño, y en la noche, enseguida de la limpieza. En el día busca una crema hidratante de acción protectora frente a los agentes medioambientales, y en la noche aquella que contenga activos que ayuden a regenerar y potencien la función natural de reparación de la piel, durante las horas de sueño.

 

5.    No pierden de vista el trío ganador (Dieta, tranquilidad y ejercicio): Muchos dermatólogos apuntan a que un cuidado integral es indispensable para lucir una piel sana y así poder retener por más tiempo la lozanía y juventud de la piel; en este caso, lo que debes tener en cuenta son 3 aspectos: en primer lugar no descuides la dieta, esta debe ser rica en rica en vitaminas, antioxidantes, proteínas y minerales; en segundo lugar ¡OJO con el estrés!, recuerda que mantener un punto de equilibro con tus emociones, gestionando de manera controlada e inteligente los picos de estrés, es clave a la hora de proteger la calidad y belleza de tu piel;  finalmente, el tercer factor a tener en cuenta es  el ejercicio; no olvides que cuando te ejercitas regularmente favoreces la oxigenación constante, al igual que la microcirculación que transporta, a través de los microcapilares, nutrientes y vitaminas necesarios para la salud cutánea. 

Comentarios (0)

Producto agregado a tus favoritos
Producto agregado al comparador de productos

Utilizamos cookies. Si continuas navegando

consideramos que aceptas su uso