Si estuviste bajo el sol, el frío extremo o simplemente soportaste las agresiones urbanas de la ciudad con los cambios extremos de clima, posiblemente tu piel y cabello hayan pagado un precio alto. En este caso, ante tantos desmanes y una rutina un tanto improvisada y sin planeación por cuenta de la llegada de las vacaciones, es necesario que pongas en marcha un plan que combata la piel opaca, deshidratada e incluso trate la presencia de manchas, aún más acentuadas, con estos 5 trucos:  ¡Sigue leyendo!

 

Recurre a una limpieza profesional: No vale llegar de vacaciones y retomar tu rutina skin care con los súper productos que siempre usas, sin preparar antes tu piel; si quieres potenciar la acción de tus cremas y ver un cambio significativo en tu rostro puedes recurrir a una limpieza facial profesional, con la cual ayudarás a eliminar las células muertas, aclarar manchas, hidratar, equilibrar las zonas secas y grasas y por su puesto iluminar y rejuvenecer tu tez. 

 

Restaura con vitamina C: La vitamina C es uno de esos nutrientes imprescindibles tanto para prevenir el envejecimiento de la piel como para restaurar la luminosidad y revertir los daños causados por las agresiones externas. En este caso, recurre a productos con este antioxidante para ayudar a proteger la piel, contrarrestar el impacto de la contaminación, inhibir la respuesta inflamatoria de condiciones como el acné, la rosácea, reforzar la función barrera, mejorar la luminosidad, la tez desigual y aumentar la producción de colágeno. Recuerda la fórmula infalible para una piel más joven: suero o crema de vitamina C en la mañana + tu fotoprotector favorito.

 

Descansa lo suficiente: Es posible que las vacaciones hayan impuesto una rutina acelerada, pero una vez retomes tu espacio y actividades asegúrate de descansar lo suficiente; duerme 8 horas cada día, tómate tu tiempo para retomar tus actividades de ocio y no olvides mantener a raya el estrés. Además, si lo prefieres, puedes planear en tus momento de descanso una mascarilla de acción nutritiva y reparadora que además de embellecer el cutis, también actúe de manera terapéutica.

    

Aprovecha el descanso nocturno para rejuvenecer: Apúntate a usar un tratamiento concentrado de acción exfoliante o una crema con retinol para emplear durante la noche, aprovechando la renovación celular, que durante estas horas del día tiene lugar en tu piel. Recuerda que si usas retinol en las noches puede que tu piel se vuelva más sensible al sol, así que no olvides ser disciplinada con tu protector solar durante el día.


 

Resucita tu cabello con un ritual Detox: Para reavivar la belleza de tu cabellera lo primero que debes hacer es lavar tu cabello con un producto purificante de pH neutro, que elimine todos los residuos de polución y células muertas para restaurar el balance de tu cabello, asimismo puedes recurrir a una mascarilla capilar de acción regenerante  y antioxidante una o dos veces por semana. Asimismo, evita el agua muy caliente, déjalo descansar de la secadora o la plancha, considera despuntarlo para estimular su crecimiento y no descartes el uso de algún aceite natural; en este caso puedes optar por productos capilares que combinan varios aceites o aceites que tengas a la mano como el de oliva, el de almendras o el de coco, los cuales son excelentes para hidratar y restaurar el cabello. 

Comentarios (0)

Producto agregado a tus favoritos
Producto agregado al comparador de productos

Utilizamos cookies. Si continuas navegando

consideramos que aceptas su uso